La Reserva Natural Integral del Pinar de Garafía es una de las mejores representaciones de pinar de la Isla. Su localización al norte de La Palma, en la fachada que recibe la humedad de los vientos, hace que ejerza un papel relevante en la recarga del acuífero subterráneo y la protección de los suelos. En cuanto a la flora, podemos decir que es un área potencial y real de pinar, con su vegetación típica de pinos (Pinus canariensis), amagantes (Cistus symphytifolius), tajinastes (Echium wildpretti), violetas (Viola palmensis), margaritas (Argiranthemum webbi y A. aductum ssp. palmensis) y destacando la escasa centáurea (Cheirolophus arboreus) y los endemismos especialmente protegidos: tajinaste azul (Echium gentianoides), sauco (Sambucus palmensis) y cañaheja (Ferula latipinna). En el capítulo de fauna destacan representantes típicos del ecosistema, destacando aves como el herrerillo (Parus caeruleus palmensis)
o la paloma rabiche (Columba junoniae).
Es uno de los pinares mejor conservados de Canarias, enclavado en un área geológicamente antigua constituida por coladas basálticas de enorme potencia (más de 1000 metros). Su orientación favorece una buena pluviometría, tanto horizontal como vertical, lo que determina un papel importante en la recarga del acuífero y en los procesos erosivos de la zona, generándose profundos barrancos. Los pinos, algunos de gran porte, han soportado la explotación humana y los incendios, aunque su magnífica adaptación al fuego ha determinado una buena recuperación.

ACCESO

– Desde el sur, la Carretera LP-4 que sale de S/C de La Palma.

– Desde el norte, la Carretera LP-1.

Más información: http://www.lapalmabiosfera.es